Brechas entre la educación y el mercado laboral peruano

A finales del año pasado, el Banco Mundial (BM) publicó en su portal Factor trabajo, dedicado a

  

A finales del año pasado, el Banco Mundial (BM) publicó en su portal Factor trabajo, dedicado a mejorar vidas con empleos de calidad para el desarrollo de América Latina y Caribe, un artículo llamado ¿Cómo cerrar la brecha de habilidades? El caso de los consejos sectoriales en Perú.
Se habla que el 46% de empresas tiene dificultades para cubrir sus vacantes debido a que en este porcentaje, la oferta o los postulantes no están alineados con las necesidades del sector productivo.

 

Bajo ese contexto, queremos explicar 5 razones que causan este gap entre la educación y el mercado laboral:


Brewed in portland, or by the sierra madre Brewing Company.png

La primera brecha hace razón a la disparidad que existe entre la oferta y la demanda laboral. Debido al incremento de instituciones educativas a nivel nacional, cada año son aproximadamente 20 mil los egresados quienes con papeles en mano van a buscar el trabajo de que anhelaron, sin embargo, solo el existen 30 mil puestos laborales formales y muchos tardan hasta un año en colocarse.

La segunda brecha resulta de la ceguera de los requerimientos de formación que demanda el mercado laboral. Cada vez el mundo y las empresas demandan profesionales con un segundo y hasta tercer idioma y también habilidades digitales como Big Data, programas específicos o lenguajes de programación. De inicio, es responsabilidad del centro de estudios brindar las oportunidades para que sus alumnos estén preparados y a la par, el alumno prepararse y esforzarse en adquirir estos conocimientos, sobre todo con la disponibilidad de cursos y material educativo virtual que se tiene al alcance.

La tercera brecha corresponde a la proporción entre técnicos y universitarios, mientras que en países desarrollados hay dos técnicos y un universitario, en el Perú hay dos universitarios por un técnico, lo cual. Esto debido a que el trabajo y el estudio técnico está estigmatizado como de menor nivel que el universitario. Actualmente, el mercado peruano laboral demanda técnicos cada vez más sofisticados y mejor entrenados y a la vez los salarios son mayores llegando hasta los 7 mil soles mensuales.

La cuarta y quinta brecha resulta de la falta de información sobre carreras tanto técnicas como profesionales, tasa de ocupación y remuneraciones y la falta de información respecto a tendencias del mercado laboral a nivel internacional. Aunque actualmente existen psicólogos especializados en orientación vocacional, ferias de vocación profesional, páginas web que orientan gratuitamente al estudiante de quinto año en la decisión de cuál la carrera profesional estudiar, dónde estudiarla, de qué trata y cuál será su futuro. El Perú tiene 3 carreras más demandadas por los estudiantes: derecho, medicina y contabilidad.Sin embargo, por el incremento en el uso de tecnología que hemos tenido las personas las carreras con mayor potencial están relacionadas a seguridad cibernética, construcción y tecnología médica.

Como profesores,padres y también como futuros profesionales es nuestro trabajo acortar y cerrar estas brechas para lograr asegurar lo mejor posible el futuro de nuestros egresados, dinamizar el mercado laboral del país y tenerlos listos para nuevos retos que quieran proponerse.

 

Industria 4.0: Coloque las bases para el éxito de los estudiantes

¿Quién diría que la industria 4.0 y otros tipos de tecnología inteligente estarían escritas en una comedia de mitad de los 80’s?

¿Quién diría que la industria 4.0 y otros tipos de tecnología inteligente estarían escritas en una comedia de mitad de los 80’s?

Aunque no fueron mencionadas por nombre, la tecnología predicha en las películas de Volver al Futuro no serían posibles sin el desarrollo de la Cuarta Revolución Industrial, comúnmente llamada por los del sector como Industria 4.0.

La primera Revolución industrial inició alrededor de los 1760 en Inglaterra e introdujo la mecanización y las máquinas a base de agua y vapor.
La segunda Revolución vio la producción en masa y gracias a la electricidad, el dominio de las líneas de ensamblaje.
La tercera Revolución industrial se dio al rededor de la década de 1970 y trajo consigo la aplicación de electrónica y TI para una producción más automatizada.

Ahora, la Industria 4.0- también conocida como Fábrica inteligente o Industrial Internet de las cosas (Industrial Internet of Things (IIoT) – se refiere a la tendencia de la automatización y al intercambio de información en la manufactura.
Esta interconexión de tecnologías de la industria resulta en información analítica, lo que a su vez permite que los sistemas ciberfísicos se comuniquen y cooperen entre sí, así como los humanos, en tiempo real.

En esencia, las computadoras y máquinas se comunican una con la otra en una red que no requiere interacción del humano, liberando a trabajadores para que se concentren en tareas que son exclusivamente humanas, como la invención, el arte, la ciencia y la investigación.

Actualmente, la industria 4.0 esta preparada para ascender a los trabajadores de líneas de ensamblaje a trabajos más modernos. Pero, el primer paso en el éxito de implementar las tecnologías de la industria 4.0 es entender lo que son y cómo pueden ser utilizadas.

La fábrica del futuro está aquí

Una “fábrica smart” se vee muy futurística hasta que das cuenta de lo grande que es el papel de el Internet de las cosas (IoT) en la vida de las personas. Incluso ahora, que dispositivos inteligentes pueden ser encontrados en habitaciones, cocinas, salas de estar y oficinas.

Si no te gusta la canción que está sonando, puedes preguntar a la inteligencia artificial (AI) voz desde una computadora para que lo cambie.Si estás esperando una entrega especial, puedes realizar el seguimiento del paquete desde un teléfono, una tablet o computadora. Cuando el delivery finalmente llega, puedes verlo vía videocámara, en tu puerta.

Esecialmente, la Fábrica Smart usa los mismos principios aplicados al sector industrial.

Justo ahora, hay Fábricas Smart donde las máquinas se comunican unas con otras para hacer tareas o actividades completas mientras colectan información. Esa es traducida en información procesable, conocida como minería de datos y se clasifica para extraer cualquier información clave que ayude a mejorar las operaciones. Los datos se revisan en busca de cualquier información recopilada de IoT que pueda mostrar tendencias predictivas o anormales.

Pero la Fábrica inteligente no acaba aquí. Aunque no sean los automóviles voladores para los que estábamos preparados en Volver al futuro, los vehículos automáticos cambiarán completamente la forma en que pensamos, y usamos, el transporte para mejorar la logística en la manufactura.
Adicionalmente, la tecnología de las Smart Factory liberará a los trabajadores de las monótonas y aveces peligrosas tareas de la línea de ensamblaje.
Estos trabajadores y nuevos trabajadores que justo entran a la fuerza de trabajo necesitarán habilidades nuevas para ser aptos en este nuevo ambiente.

 


22.png

Fuente: Amatrol.